Los que te piden que simplifiques, no te piden que seas un simple

Preguntarse y buscar

Hoy no estoy en mi casa. La añoro a 350 km de distancia. Salgo para trabajar, si fuera por otros motivos quizá pensaría diferente. Pero el viaje ya ha merecido la pena. Hemos tratado, indirectamente claro, de aquellos que pretenden simplicar la vida a golpe de respuestas facilonas, que consideradas con detenimiento son casi respuestas “insultantes”. Perdonad la palabra. Rebajad el tono de la conversación, que no tiene nada de agresivo.

Más bien al contrario, se extienden por nuestras sociedades, calles y lugares propuestas para simplicar la vida, para ir a lo esencia, para encontrarse y encontrar el sentido de todo cuanto nos rodea. No hay nada más que pasear por las avenidas de toda gran ciudad para darse cuenta de estos negocios, que vienen a dar respuesta legítima a las búsquedas del hombre moderno, tan lleno de cosas y paradójicamente tan vacío, tan provisto de posibilidades y con tan…

Ver la entrada original 332 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s